14.8 C
Buenos Aires
martes, junio 18, 2024
spot_img
InicioGastronomiaA Fuego Fuerte: Experiencia Sensorial Culinaria Única

A Fuego Fuerte: Experiencia Sensorial Culinaria Única

Dirigido por Julio Lunghi, A Fuego Fuerte ofrece un exquisito menú de 17 etapas, formando parte de una aventura sensorial.

Oculto en el corazón de Almagro, se encuentra una joya culinaria no visible para el público general. Situado en una casa chorizo remodelada, surge A Fuego Fuerte, un restaurante de acceso exclusivo recientemente reconocido por la renombrada Guía Michelin.

Para captar la esencia de este establecimiento, es esencial explorar la perspectiva del chef y dueño, Julio Lunghi. Con una formación en Comercialización y especialización en Estrategia de Imagen, Lunghi se desempeñó en el ámbito del marketing antes de perseguir su pasión por la gastronomía.

Formado como chef en Francia, concretó su sueño en A Fuego Fuerte, presentando un menú degustativo de 17 pasos, acompañados por una selección de vinos, en una experiencia sensorial que se extiende de dos horas y media a tres horas.

Este restaurante, inaugurado hace 11 años, surgió como un espacio de expresión culinaria. Su nombre simboliza la relación ancestral entre el fuego y la evolución de la cocina a lo largo de la historia.

“Desde que el hombre primitivo descubrió que el fuego no solo brindaba calor sino que también mejoraba sus comidas, se originó el arte culinario. A Fuego Fuerte se inspira en este concepto, que ha sido profundizado por filósofos con gran seriedad”, explica Lunghi.

Lunghi valora la pureza de los ingredientes y su auténtica presentación en cada plato. Para él, el verdadero lujo en la cocina se encuentra en la honestidad y la excelencia de los sabores, texturas y aromas.

“No existe mayor ‘lujo’ que elaborar un plato donde los componentes se manifiestan de manera pura, sin artificios ni atajos. Ese es un momento de lujo supremo, silencioso y refinado. Al saborear la comida y sentir cómo la textura de la papa te envuelve, su sabor se expresa con claridad, mientras es visualmente atractivo y aromáticamente cautivador, ahí se encuentra la máxima expresión del lujo culinario”, afirma.

El restaurante cuenta con un equipo de 20 personas, acogiendo a un máximo de 18 comensales en un entorno íntimo y exclusivo. Desde su apertura, el concepto ha evolucionado en términos de pasos, elaboraciones, servicio y hasta la estética del lugar.

«A pesar de estos cambios, lo que permanece inalterable es nuestro espíritu de creatividad, desarrollo y progreso. Cada paso que damos se realiza con el mismo amor que el primer día, y esto va más allá de ser un simple dicho. Mi cocina es un espacio emocional y escénico, donde la pasión y la gastronomía se fusionan para crear sabores únicos y emocionantes, con un toque de amor y emoción», resalta.

Preservar la singularidad y el encanto en el mercado representó un reto constante. La táctica se basó en diseñar experiencias valiosas, mejorando la oferta culinaria y prestando atención a cada detalle para impresionar y consentir a los clientes. La distinción otorgada por la Guía Michelin situó a A Fuego Fuerte en el escenario global.

Lunghi está contemplando la posibilidad de expandir su restaurante a otro país, mientras considera la inauguración de un nuevo emprendimiento gastronómico más enfocado en la vida diaria.

Articulos Relacionados

Otros Articulos Interesantes

- Advertisment -spot_img