11.5 C
Buenos Aires
jueves, mayo 23, 2024
spot_img
InicioDigital y RedesDescubre el Growth Marketing: Impulsa tu Marca en 2024

Descubre el Growth Marketing: Impulsa tu Marca en 2024

Si te estás preguntando qué es exactamente el growth marketing, has llegado al lugar adecuado.

Aquí no solo te explicaremos qué significa esta disciplina, sino que también aprenderás las técnicas para aplicarlo, impulsar tu empresa y alcanzar los objetivos de tu marca.

Entendiendo el Growth Marketing

El growth marketing combina diversas estrategias de marketing digital con un análisis detallado de datos y un enfoque científico. Para entender mejor esta disciplina, es esencial comprender cómo se aborda el trabajo en ella.

Su finalidad es desarrollar y probar pequeñas hipótesis para luego replicarlas y escalarlas. Esta metodología es clave para el crecimiento de un negocio o marca en el ámbito digital.

En castellano, “growth” significa crecimiento, pero también podemos asociarlo con el aprendizaje. En esta renovada visión del marketing, lo esencial es aprender y entender qué acciones son necesarias para expandir la marca.

Por ello, es vital la práctica de formular hipótesis, realizar pruebas, analizar datos, iterar, interpretar y aprender. Si la idea inicial funciona, se repite y expande. De esta manera, el negocio crece, se acumulan aprendizajes y se aplican estos conocimientos.

Profundizando en el Growth Marketing, es importante señalar que su influencia se extiende a todas las etapas del funnel de conversión, que es el recorrido que hace un cliente hasta adquirir un bien o servicio. Las fases de la conversión incluyen: descubrimiento, consideración, conversión y fidelización.

Por ejemplo, imaginemos a alguien que busca comprar un auto y, al buscar “mejores autos familiares”, descubre un modelo que desconocía.

Posteriormente, evalúa si realmente necesita comprarlo, considerando diversas variables. Una vez que decide comprarlo y si la experiencia es positiva, probablemente lo recomiende. Una concesionaria puede atraer a este potencial cliente creando contenido relevante, como un artículo sobre “cómo elegir un auto familiar” en su blog.

El growth marketing se implementa experimentando en la fase de descubrimiento, optimizando canales de adquisición, creando contenido para la etapa de consideración, o incluso en la fase de fidelización.

Ahora que tienes una idea general sobre qué es el growth marketing, veamos cómo se diferencia de un concepto similar.

Diferencias entre Growth Marketing y Growth Hacking

El término growth hacking fue acuñado por Sean Ellis, conocido por su trabajo en compañías multimillonarias como Eventbrite y Dropbox, y considerado el primer growth hacker.

El growth hacking se refiere a una metodología de trabajo enfocada en tácticas de crecimiento rápido, utilizando análisis de datos y técnicas de marketing.

Aunque el growth marketing y el growth hacking son conceptos similares y están relacionados, no son idénticos. El growth hacking se centra en obtener resultados a corto plazo, mientras que el growth marketing abarca todo el proceso de venta.

Mientras que el growth hacker se enfoca exclusivamente en experimentar, probar y aumentar las ventas rápidamente, el growth marketing adopta un enfoque más amplio y estratégico, mirando el ciclo completo de interacción con el cliente.

Lo que persigue un growth hacker es idear maneras de abordar y resolver problemas. La palabra «hacker» a menudo se asocia con connotaciones negativas, pero en este contexto, se refiere a encontrar una solución creativa o un «atajo» para aprovechar un recurso de manera inteligente.

Implementando el Growth Marketing en las Empresas

El modo en que el Growth Marketing se aplica puede variar según el tamaño de la empresa, pero siempre se enfoca en el consumidor, el usuario o la buyer persona, es decir, la persona que utilizará nuestra marca.

Primero, es crucial analizar nuestro producto: sus características y cómo se presenta al consumidor. Luego, centrarse en la buyer persona: sus características, estilo de vida y necesidades. Finalmente, es hora de alcanzar ese perfil en redes sociales y otros canales online, experimentando con formas de comunicación y viralización.

Algunas estrategias comunes, similares a las del growth hacking, incluyen:

  • Establecer perfiles en redes sociales para interactuar con el público objetivo.
  • Observar a empresas y marcas que siguen esos perfiles para mejorar nuestra comunicación.
  • Realizar pruebas A/B con grupos pequeños o con un número limitado de clientes, para luego replicar y escalar el éxito si resulta efectivo.
  • Gamificación, otorgando puntos por el uso de aplicaciones o plataformas, ventas, compartir con amigos, etc.
  • Ofrecer servicios gratuitos, como una parte del servicio sin costo o por un período limitado para promover su conocimiento.
  • Lanzar pruebas cerradas o invitaciones exclusivas para probar un servicio y generar un sentido de pertenencia y exclusividad.

Desarrollando una Estrategia de Growth Marketing

Como se mencionó al explorar qué es el Growth Marketing, el punto de partida es la persona que utilizará el producto o consumirá la marca. Es esencial investigar dónde se encuentra, qué redes sociales utiliza, cómo es su vida y qué problemas enfrenta. Luego, utilizar esa información para establecer contacto.

Después, hay que determinar qué canales utilizar para alcanzar a esa persona. Pueden ser redes sociales, un blog, o incluso SEO para aparecer en los resultados de búsqueda de Google. La clave es estar donde busca nuestra audiencia aún no familiarizada con nosotros.

El objetivo es crear contenido perfectamente adaptado para llegar a ese usuario. Analizar los resultados de la comunicación es vital para determinar su efectividad y si hay oportunidades de mejora.

Hasta aquí, podría parecer que es una estrategia de comunicación convencional. Sin embargo, en el Growth Marketing, la diferencia radica en la capacidad de utilizar los datos recopilados en cada interacción con el cliente.

Esto nos brinda la posibilidad de probar diferentes tácticas en cada parte de la estrategia. Si estas pruebas resultan exitosas, se pueden replicar, promoviendo así el crecimiento continuo de la marca o empresa.

Por ejemplo, una marca de aparatos de cocina podría experimentar con publicaciones de recetas en su blog. Si estas atraen visitantes, eso se traduce en más clientes potenciales. Además, podrían ofrecer un libro electrónico gratuito o producir videos para mejorar su captación orgánica de clientes.

¿Puedo aplicar técnicas de Growth Marketing en mi pequeño negocio?

¡Por supuesto! No es necesario un gran presupuesto para empezar. Un buen punto de partida es analizar a tu competencia: ¿a quién se dirige? ¿Dónde se encuentra? ¿Existe alguna marca que ya ofrezca lo que tú ofreces?

Utiliza las redes sociales para interactuar con tus clientes. Elige la plataforma más adecuada para tu público objetivo. Por ejemplo, si tu negocio es B2B, LinkedIn puede ser una buena opción.

Si tu público son jóvenes, considera TikTok o esa red social emergente que aún no conoces. Crea páginas en Instagram, Twitter o Facebook. También puedes usar Telegram, que es un excelente canal para compartir contenido.

Si decides tener un blog para tu marca, genera contenido escrito. En redes sociales, la imagen es fundamental: publica fotos, collages y productos. Considera contratar a un diseñador freelance que te ayude a crear tu identidad visual en estas plataformas.

Finalmente, mide constantemente y realiza ajustes cuando identifiques oportunidades.

¿Cómo se implementa el Growth Marketing en empresas grandes?

Las grandes empresas suelen tener equipos de marketing integrados por especialistas en diversas áreas, como SEO, redes sociales, marketing de rendimiento y profesionales de campos como periodismo, contenido audiovisual, branding, ingeniería y análisis de datos.

No existe una estructura única para el equipo ideal de Growth Marketing. A veces, es parte del departamento de marketing, mientras que en otras ocasiones se fusiona con el área de marketing digital.

El Growth Marketing es más que una disciplina; es una filosofía y una manera de entender la promoción de una marca. Se centra en el crecimiento constante, acercándose a las personas y comprendiendo lo que buscan.

Se trata de crecer, experimentar, aprender de los errores y adaptarse a los resultados. Es entender qué funciona y replicarlo una y otra vez. Representa la evolución del marketing tradicional.

Articulos Relacionados

Otros Articulos Interesantes

- Advertisment -spot_img